Universidad, N° 1929,

enero 2012.

 

   
    El 28 de diciembre recién pasado albergó una vertiente de luz y otra de oscuridad. Por un lado se mostró que la Virgen de Los Ángeles sigue ayudando a su población. Por otro, el Ministerio Público resuelve que Rodrigo Arias, ex Ministro Presidencial, no es indagable por motivo alguno (específicamente por el manejo clientelar de fondos ‘regalados’ por el Banco Centroamericano de Integración Económica) y de inmediato él anuncia su retorno a la pre-lucha por la presidencia, cuestión a su alcance.

   La Virgen extendió su misericordia desnudando a los compadres que defendieron el “valor profesional” del show Ignacio Santos/Figueres Olsen con que el segundo inició su tanteo para una segunda presidencia, seguida de un “retorno” para celebrar cumpleaños en casa de mamá e hincar diente a los tamales que nublan su vista en Madrid. Como los efluvios del Chinamo, corridas de toros, vuelta ciclística y un depreciado Zapote borraron ya de la memoria lo ocurrido, el guión fue el siguiente: Santos produjo para la televisión una ‘entrevista’ a Figueres Jr. más falsa que el Príncipe Encantador (Shrek 2-3) y su amigo, Armando González, lo aplaudió en La Nación S.A., de la que es Editor Corporativo. Los compadres llenaron casi una página amparando un trabajo cuya profesionalidad, según Santos, “se defendía sola”. De paso descalificaron cualquier crítica dando, por separado, clases “magistrales” sobre qué es una entrevista. Ambos callaron un detalle: que una entrevista en televisión, en particular la hecha a Figuerín, es un producto de estudio, y el televidente no “ve” lo que ocurrió, sino lo que sus productores desean significar. Esta sentido intencional es lo que los televidentes ven/juzgan. Para desgracia de Santos y González, la mayor parte de ellos repudió el show con asco.

   La Virgen vino en apoyo de los asqueados. Figueres Jr. volvió (él creyó que “vía santificada”) a pasar su cumpleaños con mamá. Y ¡sorpresa! La Nación S.A. le dedicó amplia foto a colores en primera plana (23/12/11) donde el anciano prematuro se lleva una mano al corazón (gesto de sinceridad) mientras al fondo solo mamá lo observa arrobada. En el ángulo derecho uno de sus hijos se ve fastidiado/ausente y en la otra esquina la hija mira metafísicamente hacia nada. Fue la foto que eligió el editor respectivo, o sea que produjo, para poner a la defensiva a Figueres. En el interior, La Nación S.A. reitera su juego (p. 6A). Figuerito en primer plano finge meditar, la madre salvadora apagó las luces, y el hijo ahora mira al padre ¡irónico! Otro gestado deslucimiento. En la página del frente, una columna: “Rueda de prensa con Don Pepe” que despacha la “actuación” de Figuerín con un “El parecido con su papá (…) es escandaloso”. La Nación S.A. no tiene nada personal contra el hijo de mamá. Solo le indica quien manda ahora en esta finquita. Pero lo que interesa es que esa información es “producida”, igual que la ‘entrevista’ de Santos. Ninguna de las dos es ‘natural’ o ‘real’. La Nación S.A. desautoriza así a su editor corporativo. ¡Bien por la Virgen y hasta por el Espíritu Santo!

   En el lado oscuro de la fuerza, quizás como reacción a la presencia del hijo de la señora Olsen en el país, el Ministerio Público (compadre hablado por teléfono, como se recordará) desistió de acusar legalmente a Rodrigo Arias por el manejo clientelar de unos fondos “internacionales” regalados a la Presidencia (28/12/11). Arias reiteró el actual discurso de los funcionarios públicos “sospechables”: no hizo nada ilegal ni inmoral. Agregó que no se dejó un cinco de los dos millones de dólares. Que se sepa nadie le ha enrostrado esto último. Como al BCIE resulta difícil interpelarlo, habría que renunciar a esos fondos “regalados” o legislar para que no se puedan gastar en clientelas personales o partidarias. Lo último es propio de “amigos” pero no de funcionarios públicos. En todo caso Rodrigo Arias reinicia, fresco como un repollo, su campaña. A diferencia de Fishman puede ser el más horrible candidato, pero podría ganar. Habría que orar para que la Virgen intervenga.

   Curioso: la prensa no habló de ningún contacto del retornado Figueres Jr. con sectores de comunicación o energía. Solo se interesó en el negocio de un ex-pariente político que exporta flores. Invertiría allí o captaría inversionistas. Es lo que es: un corredor de inversiones, tal vez hábil tal vez no. Pero experto en cuestiones de ingeniería de punta, no.


______________________