En Universidad, N° 1782,

Octubre 2008.

 

      Con ira y pesar, Warner “Macho” Parterre desautorizó al presidente Arias: ‘El ICE arruinó a María José. Éramos como 20 personas en mi casa y todos empezaron a votar y no pudimos enviar ni un solo mensaje. Los chiquillos se pusieron a llorar... Fue horrible. Costa Rica está retrasada años luz en telefonía. Es tiempo de que los que culpables paguen’. Horas antes el mandatario, sin consultar al gobierno chino, mostró su orgullo porque “El país ya tiene un ídolo. María José ha unido al pueblo”.

   “Macho” organiza su gente, los “idólatras”, para la cacería de los ticos malos que destruyeron a María José. Desde Guápiles suenan voces: “ICE telefonía del tercer mundo”. ¡¡Y algunos malapatria lo quieren defender!! “Incompetentes”. Un grito surgió en Heredia centro: “¡ICE, patraña, nos vendes a los pana!”. En San José le dieron forma final: “¡¡El ICE de los pana ya no tendrá mañana!!” Desde Cañas exigen que el edificio del ICE en La Sabana se dedique a camerinos y orinales del Gran Estadio Chino. La queja es directa: el ICE ya no responde a los requerimientos de la Costa Rica moderna. “Nos quedamos atrás”. Con esta telefonía resulta imposible competir en las Grandes Ligas. “ICE, nadadito de perro”. ICE maldito, te has vuelto pendejito.

   La cuestión no es solo insurreccional. Como el padre de María José declaró, humilde, tras la derrota, que “Si así lo quiso Dios, Él sabrá por qué lo hizo”, la Comisión de Ética de las Iglesias Cristianas detuvo su conspiración contra la unión civil entre personas del mismo sexo para declarar con firmeza que “Dios no quiere la derrota de los ídolos-Latin. Quienes malograron la segura victoria costarricense son instrumentos de Satán”. El pronunciamiento, hecho desde la fuerza que entrega el Héspiritu Shanto, separó de inmediato a Costa Rica en creyentes en el Dios verdadero (apodado familiarmente Sony), sus iglesias (hoy llamadas “reality show”) y templos, como El Chinamo, y “malditos perros herejes” encabezados por trabajadores y ejecutivos del ICE y por el grupo de ciudadanos que cuestionó la construcción del Gran Estadio Chino en La Sabana. “Cuñas del mismo desgraciado palo que ansía la ruina nacional”, señaló en avisos de televisión, radio y prensa escrita el grupo anónimo “Sin Ídolos ni TLC No Hay Patria”.

   Internet sumó ingredientes. Un vídeo trucado mostró a dirigentes del PAC regalando a la artista el corto vestido blanco que la hizo verse como pollo gordo ( restó apoyo de las aves de corral flacas). Un grupo idolatrista aseguró que el traje de lunares (con el que ni María Félix logró pegarla) fue un acto terrorista de la ANEP.

   Un mensaje de María José y familiares pidiendo cesaran las campañas de desprestigio y enfatizando que solo tenían sentimientos de gratitud por todos los costarricenses, fue bloqueado por una “autoridad superior”.

   Al momento de redactar estas líneas, el ejército de “los idólatras” se aprestaba a apagar y silenciar el país “para que haya luz y voz”, a expulsar (muchos piden fusilar) a todos los extranjeros malagradecidos que no votaron como se debía y a poner, de una vez por todas y para siempre, los cimientos indestructibles para una Costa Rica moderna de veras